41.-MONUMENTO A JAIME DE FOXA. TOLEDO, bosquecillo de ICONA

Grabado de Agustín de FoxáMonolito de piedra caliza, 4×1’50×1’50

dos medallones de bronce, uno cuadrado

y otro redondo, ambos de 1 x 1.

Encargo para un tercer monumento recibe en ese año 1976, en el que se solicita y multiplica su fecunda producción. Parece que no le importan que también cumplirá en él 70 años de edad, porque se encuentra animoso en su trabajo, “joven” y optimista.

La causa de este tercer encargo le produjo gran satisfacción por haber sido elegido, pero también removía su pena por la pérdida del querido amigo cuya memoria se deseaba honrar y con su arte perpetuar.

Había fallecido, conmocionando la triste noticia a todo el país, el Ingeniero de Montes JAIME DE FOXA, Conde de Rocamartí, hombre todavía joven, personaje muy popular porque durante años tuvo un programa de televisión, que él supo hacer muy ameno y agradable, y lo seguía todo el país, porque hablaba de la caza y la pesca para cada fin de semana, con anécdotas y consejos que todo el mundo aficionado, y también el gran público, seguían no solo con interés sino también con la simpatía que se había sabido ganar.

Sus compañeros, los ingenieros de Montes de ICONA, crean una Comisión entre ellos para hacerle un Monumento. El encargo para ejecutarlo lo hacen al Conde de Yebes, que era arquitecto y escultor, además de estar reputado como la mejor escopeta de España. El Conde les dice que estaba ya mayor y cansado, y que el mejor escultor que lo podía hacer era Navarro. Y atendiendo la sugerencia del ilustre prócer, cuyo nombre brilla en la antología del gran deporte, la Comisión de Ingenieros de Montes visita a Navarro Santafé en su estudio de Madrid y le expusieron la obra que querían, confirmándole días después, a la vista de su boceto y presupuesto, el encargo, con condición de realizarlo en los 2/3 meses próximo como máximo.

Cuando tenía el monumento terminado en barro estuvo en su estudio el sobrino de la Duquesa de Alba, Borja Patiño, que era uno de la Comisión del encargo, y mirando el gran medallón con el perfil de Foxá que lleva en el centro le decía sonriendo y moviendo la cabeza, expresándole su satisfacción: “Es usted un artista, un artista.” Porque lo había sacado de una pequeña fotografía.

Cuando narraba a los compañeros su grata impresión de la obra, Borja Patiño vio al Conde de Yebes y le animó a que fuera a verla. El Conde de Yebes no podía ir y le envió una tarjeta diciéndole: “Me han hablado de su obra, que es estupenda, cosa que no me choca.”

Cuando lo vació a escayola y lo llevó a la fundición, a los pocos días tuvo Navarro su ataque de trombosis, que le dejó paralizado el lado izquierdo.

La devoción al amigo

Agustín de Foxá era una de las personas que estaban bien dentro en el agradecido corazón del hombre bueno que era Antonio Navarro Santafé.

Porque hizo el Monumento con el amor y el dolor más sincero por aquella personalidad que inesperadamente se había ido; por el disgusto que se le dio, acaso inconscientemente, al no invitarlo a la inauguración del monumento, y con un segundo infarto ya, hay que recordar los testimonios de esta devoción:

Jaime de Foxá, Conde de Rocamartí, Director General de Caza y Pesca, Secretario General del Club de Monteros, de Madrid, no solamente prologó el programa con una preciosa presentación galana y profunda de su lírico decir, sino que, además, al acto de la inauguración de la Exposición de sus bronces en el Club le dio el máximo esplendor al pronunciar él mismo el discurso de apertura, que la prensa ponderó y comentó, tras presentarlo el propio Presidente del Club de Monteros, que lo era el famoso Conde de Yebes. Lo que para Navarro fue su gran espaldarazo artístico ante la élite concurrente en aquel Mayo de 1964.

De aquel acto surgió una mutua simpatía y amistad que siguió viva en el tiempo cual testimonian las cartas siguientes:

Bajo la corona condal, ROCAMARTI, Madrid 21 de mayo de 1965.

“Sr. D. Antonio Navarro Santa Fe. Madrid. Querido Navarro: Me

ha dejado abrumado la llegada a casa de tu fabuloso “Solitario”. Aunque me era casi conocido ha vuelto a sorprenderme la maravilla de su postura y lo perfecto de su ejecución.”

“No merecía tanto mi mínima intervención en un éxito que solo a ti corresponde y por eso mi gratitud y mi admiración son dobles. Con este agradecimiento, recibe un fuerte abrazo de tu siempre buen amigo, (firmado) Jaime de Foxá, (rubricado). (A máquina) – Jaime de Foxá – Conde de Rocamartí”

“ROCAMARTI. Madrid. 12 de enero de 1967. Ilmo. Sr. D. Antonio Navarro Santa Fe. Madrid. Mi querido amigo: Desgraciadamente y por causa del temporal me vi obligado a retrasar mi regreso a Madrid y me fue imposible por tanto asistir a la inauguración del querido oso y no menos entrañable madroño con que Madrid ha completado la gracia de su Puerta del Sol merced a tu sabia mano y tu singular acierto.”

“Mucho me complace como madrileño ver materializado el símbolo heráldico de mi pueblo. Como cazador, que ese símbolo sea precisamente un oso. Y como amigo, que ese oso se deba a tu admirable inspiración.”

“Con mi enhorabuena, recibe un abrazo de tu siempre buen amigo, (firmado) Jaime (rubricado). (A máquina – Jaime de Foxá, Conde de Rocamartí).

“ROCAMARTI. 3.11.70.Sr. D. Antonio Navarro Santafé. Mi querido amigo: Aunque de todos modos me hubiera sido imposible asistir a la inauguración de ese fabuloso Monumento al Caballo que tuve la satisfacción de contemplar en tu estudio, quiero hacer constar mi gratitud por la gentileza de tu recuerdo y tu prueba de buena amistad.”

“Correspondiendo como sabes, a esa amistad con idéntica moneda, recibe un fuerte abrazo de su siempre buen amigo. (firmado) Jaime (rubricado). (A máquina: Jaime de Foxá)

Había sido nombrado el Conde de Rocamartí, Gobernador Civil de Toledo, y atento siempre a la cortesía Antonio le escribió carta felicitándole, a lo que Foxá le contestó con la siguiente:

“EL GOBERNADOR CIVIL DE TOLEDO. Toledo 22 de marzo de 1972. Sr. D. Antonio Navarro Santafé. Av. de los Toreros, 16. Madrid Mi querido amigo: Mucho he agradecido la carta que me diriges felicitándome por ésta designación que tanto me honra y más si cabe por las frases que dedicas a esta Ciudad donde, realmente, quienes como tú tienen sentido estético y plástico de las proporciones, puede disfrutarse de un modo excepcional.”

“He visitado ya, en efecto, la Roca Tarpeya y admirado la obra incomparable de Victorio Macho. Claro es que no desdice de la grandiosidad de sus creaciones las perspectivas geológicas y tremendas del Tajo, encerradas entre el granito de las dos orillas como un animal de caza dentro del monte.”

“Espero tener ocasión de verte por ésta Ciudad e incluso de contar contigo para alguna manifestación artística, que estaría siempre a tono con el abolengo de éstas fachadas.”

“Gracias otra vez y un fuerte abrazo de tu siempre buen amigo, (firmado) Jaime (rubricado). (A máquina: Jaime de Foxá y Torroba).”

Para este amigo, recientemente fallecido, recibió Navarro, de una Comisión de sus compañeros Ingenieros de Montes, encargo para hacerle un monumento a situarlo en un bosquecillo elegido de los montes de ICONA en Toledo. Lo hizo con la emoción de su corazón impresionado y agradecido a quien con su verbo admirado ensalzó su arte abriendo a que otros grandes lo hicieran.

La copia de la minuta del Presupuesto dice, en su papel timbrado:

“Antonio Navarro Santafé. Escultor. Av. de los Toreros, 16. Teléfono 2456869. Estudio: Concepción Bahamonde, 8 “Presupuesto que presento a ICONA, para la realización de un monumento compuesto de: un monolito en piedra caliza, de dimensiones 4 x 1’50 x 1’50 m.; dos medallones de bronce: uno cuadrado, y otro redondo, de 1 x 1 m., y una inscripción, sobre la parte superior del monolito que dirá: ” A JAIME DE FOXA” en letras grabadas sobre el mismo, de 12 cm.”

“El Sr. Navarro Santafé, se compromete a dirigir las obras del montaje del monumento, en el lugar de su emplazamiento, con personal de ICONA.”

“El precio de estos trabajos y materiales será el de seiscientas cincuenta mil pesetas.”

“El resto de la inscripción, será por cuenta de ICONA; y el precio de las letras de 8 a 10 cm., es de 90 ptas. cada letra.”

“Dichos trabajos se realizarían en el tiempo de dos meses y medio aproximadamente.”

“La entrega de las obras terminadas, se realizará en el Taller de Cantería; siendo los gastos de transporte por cuenta de ICONA”.

“(de su mano: 8 – Nov. -76).” En enero de 1977, trombosis.

Inauguración del Monumento

La crónica del diario “EL ALCAZAR” del 23 – Marzo – 1977 única que guarda en su archivo decía así:

“VI DIA FORESTAL MUNDIAL”

MONUMENTO A JAIME DE FOXA, Y ENTREGA A

SU VIUDA DE LA MEDALLA DE LA PROVINCIA.

“La celebración del VI Día Forestal Mundial, ha tenido en Toledo especial relieve por cuanto, al mismo tiempo que se conmemoraba esta efeméride, se rendía homenaje de admiración al Excmo. Sr. Don Jaime de Foxá y Torroba, de tan grato recuerdo durante su etapa de Gobernador Civil, y personalidad de relieve vinculada a la naturaleza por distintos motivos.”

“Nuestro querido y admirado Don Jaime tiene ya un monolito que recordará su nombre por siempre tanto a los toledanos como a los no toledanos. El monumento se alza en un parque ajardinado, en la carretera de Madrid, en el lugar que todos conocemos por “Los Pinos”.

“La ceremonia inaugural tuvo visos de gran emoción con la presencia de la viuda del señor De Foxá, Excma. Sra. Doña María del Carmen de la Peña, Condesa de Rocamartí, acompañada por las autoridades toledanas, altas representaciones de organismos encargados de la naturaleza y el medio ambiente, entre los que se encontraba el Conde de Motrico; miembros corporativos de la Diputación y del Ayuntamiento, alcaldes de la provincia, representaciones de diversas Federaciones, de Icona, de Adena, y de otras entidades y organismos públicos y privados.”

“Comenzaron los actos inaugurales con la lectura de la solemne “Salve del Montero”, seguida de imposición de condecoraciones a varios miembros de la Guardería Forestal.”

“A continuación, las preces de bendición del monumento, que fue posteriormente descubierto, en medio de una gran emoción,* por la Condesa de Rocamartí.”

“Las palabras de ofrecimiento corrieron a cargo del doctor Rodríguez de la Fuente, quién, con su característica oratoria, hizo un bello canto a la personalidad de don Jaime de Foxá, destacando principalmente, el apoyo que en él encontró para introducirse en este apasionante mundo de la naturaleza, y también las charlas de divulgación que ambos dieron sobre esta materia a través de las pantallas de televisión.”

“Nada más apropiado que este día para homenajear a don Jaime de Foxá, dado su amor y entrega a los árboles, a las plantas, a los animales, y todo en beneficio del ser humano que es el principal protagonista de la naturaleza.”

“Pero los momentos emocionales tuvieron otro capítulo, también muy entrañable cuando, el presidente de la Diputación, Marqués de Corvera, tras unas entrañables palabras de recuerdo de Jaime de Foxá como Gobernador y amigo, entregaba a la viuda de Foxá la Medalla de la provincia que le había sido otorgada en sesión plenaria celebrada por la Corporación Provincial a su esposo, juntamente con el pergamino donde se hace constar el acuerdo.”

“Las palabras del Gobernador Civil, don Carlos Pérez de Lama, sencillas y sinceras, pusieron broche a este acto inaugural del monolito dedicado a Jaime de Foxá, realizado en piedra, con incrustaciones en bronce de una dedicatoria y un relieve con el perfil del llorado político, poeta, amante de la naturaleza y amigo de todos.”

firma, J.J. PEÑALOSA.

Ilustran la crónica unas fotografías: De “La Condesa de Rocamartí, en el momento del descubrimiento del monumento.” “El Doctor Rodríguez de la Fuente, en un momento de su intervención.” Y “El Presidente de la Diputación impone la Medalla de la Provincia que fue concedida a don Jaime de Foxá, a su viuda.”

La leyenda que definitivamente enviaron a Navarro y en letras de bronce fijó en el monumento (que solo parcialmente se ven en la fotografía indicada) dice:

A JAIME DE FOXA

INGENIERO DE MONTES

AMANTE DE LA CAZA

Y DE LA PESCA

LLAVADO POR SU GRAN

AMOR POR LA

NATURALEZA

A SU GRATO RECUERDO

SENTIMIENTO QUE

DESEAN PERPETUAR

CON ESTE MONUMENTO

TANTOS COMPAÑEROS Y AMIGOS

QUE DEJO A SU PASO

POR ESTA TIERRA

Nadie se acordó de él. Ni la menor mención al autor. Ni invitarle al acto. ¿Fue porque sabían que estaba enfermo? Posiblemente. Pero fue un gran dolor para Navarro, no recibir la menor indicación, ni invitación. Efectivamente estaba enfermo, muy enfermo, y su misma debilidad le haría más sensible a la desatención y al olvido. Caía, además, sobre un alma ya lacerada alguna otra vez (su propio y querido pueblo) por “ese” olvido. En esta ocasión, no fue suficiente su natural humildad para sufrirlo y callarse. Escribió la siguiente carta a uno de los Ingenieros de la Comisión de Encargo, precisamente al que al ver el monumento en su estudio le había felicitado diciéndole: “Es usted un artista, un artista.”

“3 Junio 1977. Sr. Borja Patiño. ICONA. Madrid. Distinguido amigo: En la Revista de Caza TROFEO, viene la inauguración del monolito que perpetúa la memoria a nuestro entrañable y admirado amigo Jaime de Foxá, del que soy autor del proyecto y del medallón que yo realicé en bronce, pero que mi nombre se sigue silenciando.”

“Por eso sentí un pequeño estupor – llámelo desilusión artística – al no ver mi nombre.”

“Esperaba que el día inaugural se acordasen de mi como autor del proyecto y del medallón de bronce – como otras veces para la consecución de dicha obra – pues aun estando recuperándome de mi reciente y grave enfermedad, no obstante realicé dos viajes a Toledo para dirigir las obras, elección de las piedras y trazado de éstas, etc., y porque Vds. enviaron al chófer a recogerme, pero llegando el día de su inauguración nadie se acordó del artista, pues por el hecho de ser el autor de una obra, en su inauguración le corresponde estar en ella para recibir el aplauso, que legítimamente me corresponde, y esto me ha sucedido con nada menos que con la más alta clase social. ¡Olvidarse del autor del proyecto que lo hizo!”.

¿Mandó esta carta a su destinatario, o se quedó solo en la minuta escrita de su propia mano que de su archivo tenemos a la vista? No importa si fue o no. Lo que importa es que apenas estuvo mejor de su grave enfermedad, la escribió con dolor, y es cosa extraña y lamentable este ocurrido.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s