14.- Grupo taurino “MANOLETE”. Museo de Villena

Grupo taurino MANOLETE. Museo de Villena.

“MANOLETE. Pase natural”

Bronce

Largo 75 X 43 alto X 31 ancho.

Esta preciosa escultura, indudablemente una de las más bellas, precisas y exactas moldeada por sus geniales manos, la realizó Navarro Santafé hacia primeros de 1948, en su pequeño Estudio y vivienda en el ático de la calle Dr. Castelo, 18, de Madrid.

Navarro había visto torear varias veces a “Manolete”, de cuyo toreo original que emocionaba a los públicos había tomado apuntes y en su tremenda habilidad, que bastantes años después la autorizada palabra de Jaime de Foxá, Conde de Rocamartí, calificaría como don único e incomparable para captar y retener en la memoria, como al flash fulminante de una fotografía, el movimiento incluso del ser que no posa, el animal en su salto, el toro en su embestida, la muerte en el ruedo del torero ídolo de todos los públicos le afectaría tremendamente.

Si se dijo que su muerte había impresionado “incluso a los que no aficionados a la llamada “fiesta nacional”, su sensibilidad de artista con rutilante facilidad para realizar con su arte mágicos momentos taurinos en grupos maravillosos de los más grandes toreros, se vería más altamente excitada.

La trágica muerte en la Plaza de Linares (Jaén) la tarde del 29 de agosto de 1947 de aquel torero que, con su arte clásico y valiente creó un estilo propio que le convirtió en ídolo del público, conmovió su cerebro de artista y notó que sus manos buscaban pronto el barro creador para moldear uno de sus momentos inmarcesibles en su memoria que más le habían gustado por su serena belleza y majestad.

“Manolete”, Manuel Rodríguez Sánchez, había nacido en Córdoba en 1917. Toreó por vez primera de novillero en 1934; tomó la alternativa en Madrid en julio de 1939. Solo había toreado 36 novilladas y el número de corridas alcanzaba con la de su muerte nada menos que la cifra de 508. A primeros de julio de 1944 “Manolete” inmortalizó en los anales de la tauromaquia al toro “Ratón” alcanzando la cota más alta en la difícil crítica taurina. Surgió entonces la gran polémica de los aficionados que se dividen entre manoletinas y arrucistas. La tarde de Linares vivía ya con la idea de su inmediata retirada y casarse con todo el esplendor de su triunfo y sus 30 años. Pero su segundo toro, el “Islero”, de la ganadería Miura, que pese a verlo manso y astuto que ya de salida se frenaba, pero al que había salido decidido a hacer una gran faena para acallar al público que se la pedía al no haberla podido ensartar en su toro primero, malo para lograrla, justo en el momento en que “Manolete” le clavó el estoque mortal, el toro alargó la cabeza y le insertó fuertemente su pitón derecho. En la mañana del día siguiente la noticia de su muerte conmocionó al país.

Bajo tal impresión moldeó la grandeza torera del “Manolete” que llevaba en su memoria en su inmenso “pase natural”.

Y esta joya de la escultura taurina es preciosísimo fondo del Museo de Villena. La valora, además, la condición de que es irreproducible por expresa voluntad de Navarro Santafé.

Esta voluntad de irreproducción la he dicho en la Junta de Conservación y Tutela y consta reconocida y aceptada en su Libro de Actas; a las Autoridades Municipales, propietarios por donación de su viuda a la Ciudad de Villena del museo en nombre de su esposo cumpliendo generosamente su deseo de que así se hiciera,, ha de tener para todo tiempo riguroso cumplimiento.

Me lo recomendó en nuestras charlas muchas veces. Cada vez que salía a colación hablar de las figuras del Museo; de la remota posibilidad que la Fundación que proyectaba con su donación a la Ciudad, en algún momento tuviera problemas económicos y, para resolverlos, si no se hallaba mejor medio, se viera en la necesidad algún día de acordar reproducir alguna o algunas obras de sus fondos, lo autorizaba, y por eso donaba también los moldes, salvo – hacía sobre ello muy rotunda mención expresa – El “Grupo MANOLETE”, cuya reproducción prohibía terminantemente porque era su fervoroso deseo, que esa PIEZA UNICA, que como tal la tuvo él muchos años sin quererse desprender de ella a los fuertes compromisos que tuvo que eludir, QUERIA QUE LA TUVIESE TAMBIEN COMO PIEZA UNICA Y EXCLUSIVA DE SU MUSEO EN VILLENA.

Me decía que, donde pudiera, publicara y difundiera tal deseo, que deseaba firmemente se respetara.

Y el destacarlo aquí es testimonio de que así se hace y se deberá hacer, y tal deseo se resalta con la máxima solemnidad como compromiso cumplido en conciencia porque así me lo pidió. y lo incluyo en la biografía de esta obra para popular conocimiento, y así se sepa y se diga en cualquier momento o lugar formal que se hable de este precioso bronce.

El “GRUPO “MANOLETE”. PASE NATURAL”, es por voluntad muy manifestada de su autor y en su idea y voluntad de donador, pieza única e irreproducible, joya singular y sin duda valiosísima por ella misma y por circunstancia, del Museo de Villena.

CATEGORIESTOROS Y TOREROS

TAGS“MANOLETE”. PASE NATURAL”CONDE DE ROCAMARTÍGRUPO TAURINO “MANOLETE”. MUSEO DE VILLENAJAIME DE FOX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s