8.- IMAGEN DE LA VIRGEN DE LA AMARGURA. La Bañeza. León.1943

PARA ANTONIO NAVARRO
QUE HACE VIRGENES
COMO SON…
…Yo no necesito verte,
Señora de la Amargura…
porque conozco las manos
donde, al posarse las gubias,
han dejado, ¡Madre Nuestra!
toda la belleza tuya.
Yo sé que, dentro del pecho
del escultor, hay oculta
una estrella milenaria
de fe, de amor y de música…
Yo sé que en sus dedos corre
una corriente profunda
de melodía española,
de gracia viva y fe única…
Yo sé que Antonio Navarro
– novio de Virgen y musa –
sabe saberse secretos
de terciopelos, de frutas,
de manantiales, de perlas,
de ángeles y de aleluyas,
de todo lo que las vírgenes
llevan en su sangre mustia;
yo sé, que en sus pulsos late,
la alta España, la segura;
la España de la Roldana;
la de Sevilla y de Murcia;
la que mirando al Calvario
toda de dolor madura…
Yo sé esto, y yo sé más,
y no lo olvidaré nunca…
¡Por eso no necesito
ver, de cerca, tu amargura,
porque sé, que como él te hizo,
es como eres…
¡Talla y música,
dolor y pena fundidos
en una azucena; en una!
JOSE ANTONIO OCHAITA

Del “Libro de Oro de la Cofradía de Ntra. Sra. de la Amargura de la Bañeza (León)”

Hacia finales de 1943 recibió el encargo de la Cofradía de N.P. Jesús Nazareno, de la Bañeza, población cabecera del partido judicial de su nombre en la provincia de León que, junto al Orbigo y a la entrada de sus tres valles, vive el esplendor de su rica y variada industria llena de prestigio, para que les hiciera el “Paso” de la VIRGEN DE LA AMARGURA.

La Bañeza recibió ésta nueva obra en talla de madera con tanta satisfacción y demostró de tan cordial modo su aplauso que Navarro Santafé, entregándose como era proverbial en él al agradecimiento por quienes reconocían su éxito, les demostró su complacencia en respuesta a las atenciones recibidas que espontáneamente les hizo y les regaló el boceto de la Corona de la Virgen, que con alegría aceptaron y posteriormente cinceló el famoso orfebre madrileño Juan José. Y en su euforia ante su éxito, y claramente en correspondencia a como era tratado por los bañenazos, ya puesto a dar también les obsequió con otro dibujo para un Manto y un otro más para las andas de la imagen. El ambiente tenía que ser muy cálido, tanto por lo que leemos en el seminario local “EL ADELANTO”, que escribe en su número del 18.3.44: “A fin de satisfacer la curiosidad de nuestros cofrades y de los bañenazos en general hoy comenzamos publicando algo de la vida artística de D. Antonio Navarro Santafé , autor del “Paso” de la Virgen de la Amargura.” Y en su primera página expone la biografía del artista, con entusiasta ponderación y exactitud, acompañada de fotografía en la que en grupo, aunque en primer plano, aparece el entonces joven artista recibiendo de manos del Director General de la Renfe, Sr. Pérez Conesa, el primer premio del Concurso que tenía convocado. Fotografía que comprendemos les entregaría porque no tendría otra más en consonancia recordando aquellos tiempos de escasez de todo. La satisfacción de los bañezanos sigue porque el diario ABC de Madrid del 30.9.45 publica, en sus páginas de hueco grabado, una hermosa fotografía de “Nuestra Señora de la Amargura, escultura del madrileño Navarro Santafé, para la Cofradía de Jesús, de la Bañeza,” que se ve ya con la preciosa corona por él bocetada y realizada por el famoso orfebre madrileño Juan José.

No obstante su éxito, también hay algo de amargura para él en esta obra de la Virgen de la Amargura, que vemos en una minuta de carta que dirige al Obispo de León, y que por tal circunstancia curiosa reproducimos. Dice:

“Excmo. y Revdmo. Señor: Acepte, ante todo V.E. Rvdma. los respetos de su hijo en Cristo, y disculpe la exposición que le hago, seguro de que el recto juicio de V.E. pondrá en claro el litigio de este escultor con el pueblo de la Bañeza, sometido a la jurisdicción de V.E. Rvda., y a quien me tomo la libertad de hacer conocedor y fallante de éste enojoso asunto”.

“El pasado año fui encargado por la Cofradía de Nuestro Padre Jesús nazareno de dicho villa, de tallar una imagen de la Virgen de la Amargura, con destino a las solemnidades procesionales de tal lugar”.

“Convenido el precio de la talla comencé mi obra encargándome a más gratuitamente del proyecto del conjunto del “Paso”, como corona, manto, andas, etc., a fin de completar la obra de estilo y hechura.”

“Terminada mi labor, la imagen – que ha satisfecho enormemente a los cofrades que me la encargaron – estuvo cerca de un año en mi estudio, sin que se hiciera cargo de ella la Cofradía, ya que en ese tiempo se cincelaba la corona, según mi dibujo, en plata, y se bordaba el manto, según también mi diseño.”

“Pues bien, Excelentísimo Señor: Ahora que la corona está cincelada, el manto bordado y la talla terminada, tengo la ocasión única de exponerla a la pública admiración en los salones de la Asociación de la Prensa de Madrid o en la Asociación de Escritores y Artistas que preside el ilustre escultor D. Mariano Benlliure.”

“Con esta exposición me propongo dos cosas: primero, dar a conocer mi personalidad artística; segundo, fomentar al par que la piedad la imaginería religiosa, y hasta ensalzar el nombre de La Bañeza que tales empresas de fe y arte acomete”

“Inútil creo decir a V.E. que, tanto la Asociación de la Prensa de Madrid, como la Asociación de Escritores y Artistas, son lugares dignísimos donde las cosas sagradas son tratadas con el máximo respeto, y que allí se han celebrado otras exposiciones como la de Estampas de la Pasión del Señor, patrocinada por el Excmo. y Revdo. Prelado de Madrid.”

“A este deseo mío de exposición se opone tercamente – y con religiosidad mal entendida – la Cofradía de N.P.J.N., que ve en este lógico acto no se que cosas atentatorias a la Fe, por que juzgan con ojos pequeños de lugareños.”

“Llega a tal grado su oposición que la corona – dibujada por mí y ya repujada – la retienen en su poder, negándomela al tiempo que niegan el permiso que yo les solicité en principio y estaban de acuerdo conmigo en exponer mi obra.”

“Acudo a V.E. Rvda., por si la autorización prelacial pudiera convencer a este pueblo de La Bañeza de la legitimidad de mi pretensión. Acaso una carta de V.E. Rvda. dirigida a mí, aprobando mi deseo, fuera suficiente para que la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno depusiese su actitud, y si V.E. Rvda. escribiese con el mandato a la autoridad eclesiástica de la Bañeza, mi deseo tendría realidad y la fe y el arte saldrían gananciosos con ellos.”

“Fiando en el corazón de apóstol y de artista de V.E. Rvma. se encomienda a sus oraciones y besa su anillo pastoral su hijo en Cristo, (y firma nada más) Antonio.”

No vemos en sus papeles respuesta del Sr. Obispo. Tal vez la contestación esté en la fotografía que publicaba ABC con el píe arriba descrito. De todas formas fue una amargura que no pasó de ahí, porque si esto ocurría por 1945 muy pocos años después la misma Cofradía de la Bañeza le encargaba otro trabajo importante que describimos a continuación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s